Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Accesibilidad La accesibilidad

La accesibilidad

Nos interesa colaborar para que los recursos virtuales sean accesibles a todas las personas por igual. Por esta razón, los alentamos a hacer aportes que ayuden a que todos conozcamos mejor este tema y lo llevemos a la práctica.

¿Qué es la accesibilidad?

Prof. Alicia Beatriz López[*]


"Accesibilidad es el conjunto de características que debe disponer un entorno, producto o servicio para ser utilizado en condiciones de confort, seguridad e igualdad para todas las personas y, en particular, por aquellas que tienen alguna discapacidad."

Esta definición, citada en el Libro Blanco sobre Universidad y Discapacidad, tiene un enfoque inclusivo relativamente nuevo. La primera convención del siglo 21 sobre derechos humanos es la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Y fue incorporada a nuestro marco jurídico en 2008.


Accesibilidad básicamente trata de que todas las personas puedan ejercer plenamente todos sus derechos. Y hace a la sociedad responsable por incluir a todos en su seno, respetando su diversidad.


En el ámbito educativo, la cuestión no es menor. Exclusión, integración e inclusión no son sinónimos. Tomamos del blog de Enrique García su entrada del 20 de febrero de 2012 un ejemplo para que nos ayude a distinguirlos:

Se encuentran dos amigas por la calle y ...

- Hola Juana, te vienes a comer conmigo a casa

- No, lo siento estoy a régimen.

- Ok, cuando acabes, ya quedamos.

EXCLUSIÓN

 

- Hola Juana, te vienes a comer conmigo a casa

- No, lo siento estoy a régimen.

- No te preocupes, que te preparo una comida acorde con tu régimen.

INTEGRACIÓN


- Hola Juana, te vienes a comer conmigo a casa

- No, lo siento estoy a régimen.

- No te preocupes, preparamos una comida que nos siente bien a las dos.

 INCLUSIÓN

 

Nuestro desafío es repensar nuestras prácticas en términos de educación inclusiva, diseñando nuestras propuestas didácticas en términos de accesibilidad.

 

                                  Contenidos accesibles                                                                                             

                                                                           Prof. María Victoria Vázquez [**]

 

Hoy día somos conscientes de que la discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con distintos tipos de deficiencias -físicas, mentales, intelectuales o sensoriales- y las barreras impuestas por el entorno, hecho que limita -si no evita- su plena participación en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás personas (Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad).

Con miras a lograr ese objetivo de igualdad en la participación, surge la necesidad de proporcionar contenidos virtuales accesibles, entendiendo que ellos benefician a las personas que presentan algún grado de discapacidad, así como también a grupos específicos afectados ya sea por la edad (adultos mayores) o bien por la vivencia de una situación desfavorable determinada.

Existen una serie de pautas generales que son fácilmente aplicables y que permitirían brindar contenidos accesibles; entre ellas pueden mencionarse las siguientes:

Archivos de texto o presentaciones en formato PPT:

Los contrastes entre fondo y letra deben ser muy definidos ya que, de lo contrario, las personas con baja visibilidad no podrán percibirlos. Por eso se recomienda el uso de: a) texto negro o color oscuro sobre fondo blanco, o bien b) texto blanco o amarillo sobre fondo negro o color oscuro.

 

Materiales audiovisuales:

Es imprescindible el uso de subtítulos o bien la traducción mediante un intérprete de lenguaje de señas, para que las personas sordas o hipoacúsicas puedan acceder a los contenidos.

 

Contenido en la Web:

Existen herramientas informáticas especializadas, como ser lectores y magnificadores de pantalla, que las personas con discapacidad visual utilizan para acceder a los contenidos digitales. Este software requiere que los contenidos se encuentren en formato texto, ya que no pueden leerlos si se trata de imágenes (por ejemplo un texto escaneado y almacenado en formato JPEG o TIFF). Para estos casos, se recomienda aplicar a los documentos escaneados un proceso conocido como reconocimiento óptico de caracteres (OCR), de forma que el software pueda acceder a esa versión textual que luego le será leída a la persona con discapacidad.

En este sentido, la organización del texto también se vuelve fundamental ya que, por ejemplo, los programas informáticos no pueden leer textos dispuestos en más de una columna.

Además, si se decidiera la inclusión de imágenes o tablas dentro de los textos, estos deberían ser descriptos.

Existen validadores web que nos permiten conocer el grado de accesibilidad de nuestra página web, pudiendo hacer los retoques necesarios para concretar este objetivo. Un ejemplo de este tipo de herramientas es T.A.W.

Estas pautas generales deben ser consideradas tanto al momento de producir textos y presentaciones, así como cuando se ingresa bibliografía digitalizada.

También es importante asegurarse de que las páginas se pueden navegar con el teclado.

Para finalizar, si bien existen estas y otras pautas generales para favorecer que los contenidos digitales sean accesibles para un mayor número de personas con discapacidad, es indispensable entender que cada individuo tiene particularidades que deben ser atendidas, por lo que es necesario el contacto permanente con este colectivo para conocerlas.

 

Para conocer detalles sobre la accesibilidad de esta página web, click aquí



[*] Docente inquieta, interesada en la accesibilidad curricular y las buenas prácticas que aseguren la mejor educación posible para todos. Especialista en Entornos Virtuales de Aprendizaje, asesora en el uso pedagógico de las TIC. Participa en proyectos que contribuyan al empoderamiento de la sociedad mediante el uso responsable de las tecnologías. Trabaja en la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina), colabora con la Universidad Nacional Arturo Prat (Chile) y en la Especialización Docente en Educación y TIC (Ministerio de Educación de Argentina).

[**] Bibliotecaria Documentalista recibida en la UNLP. Trabaja en la Biblioteca de la Facultad de Humanidades de la UNLP (BIBHUMA) Docente de la Carrera de Bibliotecología en la materia Servicios de información y Referencia especializada. Participa en el equipo de trabajo Bibliotecas accesibles de la UNLP, y de la Subcomisión de Bibliotecas Accesibles de la Comisión Universitaria sobre Discapacidad de la UNLP (CUD).

Acciones de Documento